lunes, 14 de marzo de 2011

XII Congreso de Justicia Penal UHU

Ya iba siendo hora de que tomara la palabra en este fenomenal blog de mi gran colega de carrera Isaac Del Pino.

Me presento quizás entrando con algo de fuerza, presentando mi último trabajo de Derecho Penal para la universidad, un trabajo sobre la Reforma del Código Penal en 2010, en materia de drogas. Unas de las ponencias más interesantes y más intensas del último Congreso de Justicia Penal celebrado en mi tierra natal, Huelva.

Por cierto, me llaman Fender, encantado de poder compartir con todos vosotros una parte de mi ser como pre-jurista.

Sin más dilación, aquí tenéis, disfrutad y criticad todo lo que podáis.


jueves, 20 de enero de 2011

Introducción al Derecho Inglés:

Hoy por motivos ajenos a mi voluntad, me he visto obligado a volver a enviar un trabajo a mi ilustre profesor Don Carlos Petit. Al hacerlo subí a Scrib mi trabajo, es por ello que recorde este pequeño rincon jurídico que anda un tanto deshabitado.

Por ello, les presento mi ultimo trabajo que es una reseña al libro "Introducción al Derecho Inglés" de Enrico Dell'aquila. Espero que que sea del agrado de todos.

Aprovecho queridos lectores para comunicarles que este mes empiezo mis examenes parciales y no es de extrañar que escriba bien poco, eso si, ando con animos renovados tras obtener el aprobado en las asignaturas de Constitucional II y Penal I. Porfin los esfuerzos reciben su recompensa.

Un cordial saludo.

Derecho Comparado Isaac Del Pino

viernes, 17 de diciembre de 2010

La figura del delincuente de cuello blanco en la criminología en general:

Estimados lectores, aquí les traigo mi ultimo trabajo. El encargo fue hecho para la asignatura optativa de criminología en la UHU por mi Ilustre Maestro Don Miguel Ángel Nuñez Paz, aún no ha sido evaluado siquiera pues he realizado la entrega hace escasos mínutos por culpa de mi conexión a internet.

Espero que les guste, al igual que espero que le guste a mi maestro.

Un saludo.


martes, 14 de diciembre de 2010

Pedro Dorado Montero:



Pedro Dorado Montero ( 1861-1919 ) es un jurísta español. Nacido de familia humilde y habitante de Navacarros, pierde a temprana edad una mano en un trágico accidente, viendose obligado a estudiar para poder tener un futuro laboral.

De su desgracia, nace la grandeza. Dorado Montero inició sus estudios en Béjar, donde su rendimiento le permitió lograr una beca del Colegio de San Bartolomé, para estudiar Derecho, y filosofía y letras en la Ilustrisima Universidad de Salamanca. Una vez concluidas en 1883, Dorado Montero culminó sus estudios de Doctorado en Madrid, y más tarde, en el Colegio de San Clemente de Bolonia.

Es seguidor de las enseñanzas doctrinales de Ferri, Garofalo y Lombroso; siendo entablado dentro de la escuela positiva. Además colaboró en diversos trabajos con el Ilmo.Miguel de Unamuno.

Lo más asombroso de Dorado Montero quizás no sea su rigor cómo jurista que de por si es destacable y magnifico; con casi toda probabilidad es su método de enseñanza que tanto revuelo montó en la época (llegando a provocarle incluso males) lo que es destacable de su figura.

Dorado montero decía: "Para obtener el aprobado hay que saberse la lección, para el notable saber mucho y para el sobresaliente muchisimo".


Hago hincapié en que usaba la palabra "saber". Tan diluida en esta sociedad contemporanea que se entremezcla con un aprendizaje quasi medieval que desde mi alineación de pensamiento llamamos con cierto desprecio: "Memorismo".

El memorismo es cuando memorizas palabras vacias sin sentido, para despues reproducirlas ante la prueba de fuego y posteriormente olvidarlas.

¿Qué habría dicho el gran Dorado Montero ante el "memorismo"?



Divagaciones de un insomne I





viernes, 10 de diciembre de 2010

Agravios a la cultura:

Con motivo ya fuere de la reciente manifestación en favor de la ley de memoria historica o por las criticas ejercidas en mi circulo laboral e incluso personal en cierta medida me he visto iluminado a favorecer con una critica constructiva a la ley 52/2007 (de la memoria historica). La verdad es que me encuentro satisfecho con mis tres horas de trabajo, que es el tiempo que me ha ocupado realizar ese texto.

No me reporta nada a nivel academico, eso es cierto. Lo he hecho porque pienso y entiendo, que hay cosas que se hacen por amor propio y que un jurísta que se precie, adora pensar y divagar sobre cualquier cuestión legal dejandole un sabor dulce el hecho de hacerlo.

Sin más aquí está el texto: